Digital Integration: puzzle

Cómo sacar tiempo para la integración digital financiera

Escrito por ‏‏‎ ‎

Cuando hablamos de integración digital, si preguntas a la mayoría de directores financieros, te dirán que transformar su departamento a uno 100 % digital es su principal prioridad. También te dirán, desafortunadamente, que tienen tantas otras prioridades compitiendo entre ellas que no encuentran el momento para hacerlo.

Si eres un director financiero, ¿cómo puedes transformar tu departamento?

En este artículo analizamos diferentes maneras prácticas de liberar recursos para poder dar comienzo a la integración digital y llevar a tu departamento el siguiente nivel.

Categoriza tu departamento

Lo primero es analizar tu departamento y averiguar qué tienes que hacer y qué simplemente estaría bien hacer.

Básicamente, qué es vital y qué puede dejarse aparcado un tiempo.

No caigas en el autoengaño y dejes que los proyectos que más te gustan roben recursos cuando podrías estar usando ese tiempo para llevar a cabo una transformación digital. Al fin y al cabo, vas a tener muchos más recursos una vez finalice la transformación para poder volver a hacer lo que te gusta.

Organiza tus tareas en tres categorías: absolutamente prioritario, debería hacerlo y estaría bien hacerlo. Esto te ayudará a identificar cuáles pueden dejarse de lado por el momento.

 

¿Quiere saber más sobre el impacto de un espacio de trabajo moderno e integrado?

Vea nuestro webinar con Microsoft (disponible en inglés).

Un proyecto de integración para el desarrollo profesional

Pensar que puedes liderar todos los proyectos es tentador, al fin y al cabo, no eres el director financiero por nada. No obstante, este enfoque hace que te pierdas una buena oportunidad.

Aprovechar el proyecto de transformación digital para apoyar el desarrollo profesional de tu equipo de perfil junior es una buena decisión, ya que vas a contribuir a hacer más fuerte a tu departamento.

Afrontemos los hechos

Desde luego, un perfil más joven y con menos experiencia no va a hacer el trabajo igual, pero tienes que preguntarte qué es mejor: ¿conseguir que el proyecto se complete al 95 % o esperar al momento en el que tengas un hueco en la agenda para hacerlo tú?

Delegar proyectos de esta manera, sobre todo cuando se utiliza un modelo de gestión incremental, da confianza a tu equipo junior; es una muestra de que confías en ellos a la vez que te permite concentrarte en otros aspectos mientras sigues supervisando el proceso.

Considera un interim manager

Algunas empresas contratan a interim managers muchas veces al año, mientras que otras nunca.

Si eres de los segundos, estás perdiendo una buena oportunidad. Traer  conocimiento experto de fuera puede sumar mucho a tus proyectos.

Con razón un interim manager resulta caro

Cuentan con una dilatada experiencia, con el conocimiento y con la formación para asegurarse de que tu proyecto vaya como la seda, ajustado al presupuesto y respetando los tiempos fijados.

¿Y lo mejo de esto? Que muchos interim managers son autosuficientes y toman la iniciativa, lo que se traduce en que tengas que echarle poco tiempo a tu proyecto de integración digital.

digital integration | happy team working together

Aprovecha el software de tu proveedor

Muchos directores financieros creen que tienen que liderar diferentes proyectos siempre por su cuenta. Nada más lejos de la realidad.

No te olvides de que tu empresa de software trabaja en esta área específica día sí, día también, por lo que ya tienen una experiencia considerable en proyectos que implementan su propio producto para conectarlo con otros sistemas.

Haz buen uso de esta experiencia y asegúrate de que le sacas el máximo partido a  todos los recursos incluidos en vuestras condiciones.

Busca a gestores de proyecto y asistentes dentro de tu equipo que puedan aportar ideas. Pide también otro tipo de recursos como planes de proyecto, plantillas, fichas de trabajo y material de formación para que no tengas que crearlos tú.

Comprométete poco, pero a menudo

Raro será el caso del director financiero que no ha visto su semana volar y ver que no ha completado ninguna de las tareas pendientes que se había propuesto.

El problema es que en el barullo del día a día en un departamento financiero es fácil dejar que los planes de integración digital mueran por falta de atención.

El truco está en empezar el proyecto, crear un equipo específico destinado a ese proyecto y dedicarle poco tiempo a la semana − pero ser absolutamente estricto y cumplir lo que te hayas propuesto.

Aunque con este método pueda parecer que tu proyecto avanza a paso de tortuga, la realidad es que tener la disciplina suficiente como para dedicarle solo un par de horas habitualmente es mucho más viable que intentar emplear días enteros de seguido.

Descubra los triunfos del ROI a corto plazo derivados de la tecnología de automatización.

En resumen: la digitalización no puede esperar

Las ventajas de hacer el cambio a nuevos sistemas son muchas, incluyendo el ahorro de costes y el incremento de velocidad y eficiencia. Todo ello hace que la integración digital sea absolutamente prioritaria.

La realidad es que si no la llevas a cabo, da por hecho que tus competidores ya lo han hecho o están en camino, por lo que sacar el tiempo para llevar a cabo este tipo de transformación es vital.

Traer recursos extra, delegar autoridad y utilizar toda la ayuda disponible de tu empresa de software te hará ahorrar tiempo para lanzar el proyecto.

Lo más importante es que no olvides comprometerte y ceñirte al plan. Si sigues nuestros consejos vas a ver que encontrar tiempo para completar por fin tu proyecto de digitalización es posible.

Girl subscribing to Rydoo's newsletter - Illustration

Suscríbete a nuestra newsletter