new normal banner

The New Normal – Chantal Garicano

El COVID-19 tendrá un impacto duradero no sólo en nuestros negocios, sino también en nuestras vidas. La forma en la que vemos el mundo ahora mismo es completamente diferente a la de hace dos mes. Los objetivos estratégicos de nuestras empresas, la logística del trabajo o los planes para el futuro han tenido que cambiar para adaptarse a la nueva normalidad o, como hemos decidido llamarlo, The New Normal.

¿Te imaginas cómo será The New Normal? ¿Cómo se adaptarán nuestros clientes a la nueva situación? ¿Cómo se adaptará Rydoo? Para encontrar algunas respuestas a estas preguntas, hemos entrevistado no sólo a algunos de nuestros clientes alrededor del mundo, sino también a nuestro CEO: Sébastien Marchon. Puedes ver su entrevista en inglés aquí.

Para la cuarta de nuestras entrevistas, contamos con Chantal Garicano, líder de Administración y Finanzas de McFIT España, quien compartió con nosotros su visión sobre las circunstancias actuales pero también sobre cómo ve el futuro.

¿Cómo os habéis adaptado a la nueva situación?

”Tenemos actualmente todos los gimnasios de Europa cerrados, que son más de 300 gimnasios. Tenemos expectativas de abrir en un futuro próximo en Austria, donde se han establecido unas limitaciones de aforo y de superficie, donde en una superficie de 20 metros cuadrados pueden entrenar una persona, y parece ser que también en República Checa se espera una apertura próximamente. En el resto de Europa no tenemos previsión de momento.

También estamos haciendo promoción en streaming, donde personalidades relevantes en cada país hacen una clase con nosotros y promocionan una serie de ejercicios, por lo cual, el contacto con los socios lo estamos manteniendo muy cercano por una presencia muy, muy intensa en redes sociales”.

*Anotación: Actualmente, McFIT está comenzando a reabrir gimnasios. La entrevista se realizó hace un mes y ya podemos observar cambios en el funcionamiento de la cadena en mayo:  Ya tienen gimnasios abiertos en algunas ciudades de Alemania, República Checa, Suiza y Hungría.

¿Qué medidas habéis tomado?

”Hemos tomado medidas, todos los empleados de los gimnasios están incluidos en un ERTE de suspensión y los empleados de la central. Nos encontraríamos ahora mismo en un ERTE de reducción. Hemos solicitado esto por fuerza mayor, tal y como han previsto los últimos reales decretos, y luego hemos hemos iniciado unos contactos de manera masiva con nuestros arrendadores para suspender el pago de los alquileres. Son las dos medidas más drásticas, pero claro, son las dos medidas que afectan a nuestros costes fijos para poder aguantar esta situación. El problema no es la situación en sí, que por supuesto reviste extrema gravedad, sino la incertidumbre de cuánto tiempo va a durar”.

¿Cómo ha sido la transición a trabajar desde casa?

”Nosotros llevamos mucho tiempo invirtiendo en tecnología. Todos los sistemas con los que trabajamos están en la nube, con lo cual esto nos ha ayudado muchísimo para lo que ha habido que hacer, que ya estaba previsto, porque la nueva filosofía de nuestra matriz es que los empleados puedan trabajar desde cualquier puesto. Es decir, yo tengo una reunión, me voy con mi portátil y estoy todo el día en una sala de reuniones y estoy trabajando como si estuviera en mi puesto de trabajo, con lo cual lo que hemos tenido que hacer es simplemente los puestos de trabajo que no tenían equipos fijos, dotarles de portátiles.

Nosotros estamos atendiendo a nuestros socios con la línea de atención al cliente, con nuestros agentes, uno desde su casa, que se conectan a nuestra red, donde van entrando las llamadas y les van dando exactamente el mismo servicio que si estuvieran en la oficina. Con lo cual, esto es un esfuerzo que llevamos años haciéndolo, adaptándonos a lo que son las nuevas tecnologías, invirtiendo mucho dinero”.

¿Cómo ha afectado el COVID-19 a vuestros objetivos estratégicos?

”Esto tiene un impacto directo en lo que es la facturación del año 2020. Nosotros mientras tengamos los gimnasios cerrados, no le vamos a girar las cuotas a los socios. Es decir, no prestamos el servicio, les estamos dando la aplicación móvil para que ellos se mantengan en forma, pero lo que es la infraestructura de nuestros gimnasios no la podemos poner a disposición, con lo cual todos los meses que estemos cerrados van a ser meses en los que no vamos a poder facturación. Con lo cual, nosotros ya hemos hecho una previsión que este año va a tener como mucho nueve meses de facturación. Una empresa como McFIT España vuelve a niveles de facturación del año 2016.

En cuanto a los objetivos estratégicos, nosotros pertenecemos a un grupo multinacional. De momento tenemos liquidez para aprovechar, para poder mantenernos en el momento que las autoridades así lo estimen. Nosotros abriremos los gimnasios, es decir, nosotros vamos a estar ahí después de la crisis. Lo que pasa es que esto va a tener una implicación en las empresas con las que nosotros colaboramos y si van a estar disponibles o no, etcétera.

Alguna repercusión vamos a tener, pero lo que es la estrategia, seguimos nuestra vía de seguir creciendo y seguir abriendo centros para que nuestros socios puedan puedan disfrutarlos”.

¿Qué has aprendido de esta situación?

”La lección que sacamos es lo que hemos venido haciendo hasta ahora, es decir, nosotros hemos ido manteniendo un nivel de liquidez bueno y una situación saneada de nuestra compañía por si en un momento determinado tenemos que estar tres o cuatro meses sin facturar: La lección que se extrae es que hay que guardar siempre para el futuro.

Nosotros tenemos la gran suerte de que somos la filial de una matriz muy potente y que en todo nuestro proceso de expansión nuestra matriz nos ha apoyado. Cuando hemos tenido un tamaño y una estructura, pues hemos sido independientes. Llevamos dos años siendo financieramente independientes de nuestra matriz, con lo cual, a nosotros no nos ha pillado en un muy buen momento, pero esto nos llega a pillar hace cuatro años y hubiéramos dependido de las ayudas de nuestra nuestra matriz. Esto va a hacer que en un futuro sí que se tomen muchas medidas de prevención que antes no se tenían en cuenta”.

¿Qué opinas del teletrabajo?

”El trabajo en remoto funciona si cada uno de nosotros tenemos las condiciones para poder trabajar en remoto. Es decir, el trabajo en remoto no se solventa dándole un portátil y dándole unos auriculares, sino que la persona que trabaja en remoto tiene que garantizar que ese trabajo es perfectamente complementario con su situación personal y familiar.

Yo no pasaría un 100% a teletrabajo o un 100% a trabajo presencial, pero yo creo que esto sí que ha puesto de manifiesto que se puede trabajar eficientemente desde casa. A lo mejor en un momento dado tenemos que plantear algo más flexible”.

¿Cuál crees que será el impacto en los viajes de negocios?

”Ahora solamente se hacen los desplazamientos absolutamente necesarios y, en el futuro, yo creo que va a tardar mucho en abrirse el espacio aéreo y en el momento en el que se abra, creo que incluso las empresas tendrán que establecer protocolos de en qué momentos está justificado realizar un desplazamiento o un determinado viaje.

Todos estamos de acuerdo que los viajes van a seguir siendo necesarios. Hay cosas por las que hay que reunirse, hay que hablarlas y no puedes montar una videoconferencia de ocho horas. Eso es inviable y más cuando interaccionan muchas personas.

Al final, los negocios también dependen de las relaciones humanas y las relaciones personales. Es importante también juntarse, hablar, conocerse, para que luego lo que son las relaciones profesionales funcionen mejor. Nos vamos a tener que seguir viendo, interactuando, hablando. Y bueno, pues a lo mejor tenemos que tener cuidado. Ya hemos visto en el mundo global que un foco en un lado, al mes, está en la otra parte del mundo.

En un corto plazo yo preveo que los viajes se van a reducir mucho”.

El momento es ahora: Cómo organizar a tu equipo financiero para el futuro digital

Échale un ojo a nuestro webinar

Girl subscribing to Rydoo's newsletter - Illustration

Suscríbete a nuestra newsletter