Renata Taunay

7 situaciones que solo entenderás si eres controller financiero

Escrito por
Renata is Content Marketer at Rydoo.

A nosotros también nos ha pasado.

Ese momento en el que quieres entrar en una habitación insonorizada y ponerte a gritar.

Hay momentos en la vida de un controller financiero que pueden hacerte pensar en cambiar de trabajo, pero no te preocupes, que la mayoría nos hemos visto en la misma tesitura.

Si alguna situación de las que vamos a exponer a continuación te ha pasado, con este post descubrirás que no eres la única persona.

Queremos un presupuesto a cinco años vista bien preciso

Este es un clásico y es sin duda uno de los favoritos de los patrocinadores del Capital de Riesgo o del Capital Privado.

Quieren un presupuesto/pronóstico a cinco años vista, y además que sea bien preciso.

El problema es que los contables tienen una definición diferente de «bien preciso» al del resto de la gente. En nuestro mundo bien preciso significa… pues bien preciso.

¿Cómo podemos explicar que estamos construyendo un pronóstico que se basa en las mejores estimaciones de ventas, de gestión de operaciones y aproximaciones a ojo de RR. HH.?

¿Cómo podemos explicar de buenas maneras que pronosticar el entorno económico en el que estamos operando para dentro de cinco años es, en el mejor de los casos, lanzar una moneda al aire?

En estos casos quizás lo mejor sea simplemente sonreír y decir una frase de político con la que no te mojes mucho.

¿Es un pronóstico a cinco años vista algo bien preciso? Bueno, sin duda es un pronóstico mejor que el que hayamos tenido nunca y un buen punto de partida para el futuro.

financial controller meeting

Cuando los recibos se caen del sobre

Es una mañana de martes fría y húmeda. Llega un sobre húmedo y abultado. Al abrirlo se caen un montón de recibos al suelo.

Algunos de ellos están manchados de café, algunos tickets de restaurantes tienen incluso algo de comida pegada a ellos y otros han estado tanto tiempo en el salpicadero del coche que se han quedado petrificados.

Se te cae el alma a los pies solo con pensar que tienes que sacar algo de ahí, quitar la comida del ticket y hacer una solicitud de reembolso de gastos correcta. Vaya sensación.

Lo que necesitas ahora es tomarte un café bien cargadito y ponerte un poquito de música en el ordenador.

Cuando el auditor te pregunta

Nunca es el cargo senior el que se encarga de esto.Siempre envían al junior a preguntar porque piensan que no le vas a gritar al novato con cara de no haber roto un plato.

Han visto que uno de los directores pidió reembolso por una comida de hace 11 meses y les gustaría ver el documento original.

De hecho, les gustaría ver todos los documentos originales de todos los directores de absolutamente todo.

Seguro que saben que es fin de mes y que tienes que pagar la nóminas, pero es que lo necesitan para ya, que si no la auditoría se retrasará.

Y se retrasará. De eso no te quepa duda.

Lo peor es que te pasas horas buscando los recibos, los llevas a la sala donde has reunido al equipo de auditoría y te miran confundidos, no recuerdan haberte pedido nada.

El compliance de gastos ha llegado para digitalizarse

"El caso «especial» "

Tienes una estructura bien organizada para los gastos, los pagos de proveedores, las nóminas…

Esa estructura está ahí para algo, todo el mundo se ha comprometido a cumplirla y lo ve como algo bueno. Toda la empresa debería seguirla, vamos.

Pues luego llega el CEO y te pregunta que hagas una excepción, «solo esta vez».

El proveedor se niega a entregar la mercancía a un cliente importante o el empleado se quedará sin dinero si no pagamos y, al final todo queda en un «es que son tan buenos en su trabajo».

El problema es que sabes que una vez que accedes, te lo pedirán a partir de ahora y cuando otros directores se enteren, tendrán sus propios casos especiales y «únicos».

Respira hondo.

Los informes de las cuentas anuales

Pasaste por la auditoría, que fue un horror, te pasaste horas llegando a acuerdos y has comprobado las cuentas y las notas de gasto una docena de veces.

Todo está listo, ya solo necesitas el informe anual del CEO.

Se lo pediste hace seis meses y se lo recordaste hace cinco, cuatro, tres, dos meses y el mes pasado también.

Ahora, el día de antes, aún no se ha puesto.
Finalmente llega el informe, escrito a mano y con faltas de ortografía, que parece que lo haya escrito su hijo de ocho años.

Tienes una hora para escribirlo y echarle un ojo rápido a la redacción para que se lea un poco mejor y que los inversores potenciales no piensen que están leyendo la carta a los Reyes Magos.

Financial Controllers

El momento «Ah, pues no»

Te llevas genial con tu equipo pero hay días y días…

Tú: «María, ayer mandaste las nóminas, ¿no?»
María: «Ah, pues no»

Tú: «Pedro, ¿has comprobado los detalles del banco del proveedor antes de hacer el pago?»
Pedro: «Eeehm»

Tú: «Edu, supongo que has hecho la conciliación de cuenta bancaria antes de preparar las cuentas de administración?»
Edu: «Eeehm»

Aquí es donde compruebas que tienes el sueldo ganado.

Porque tienes que limpiar el fregado antes de que el CFO se entere.

Y hablando del CFO…

El nuevo CFO

El antiguo CFO desapareció en extrañas circunstancias después de un «incidente» en la reunión anual de la junta y ahora ha llegado alguien nuevo.

No es contable como tal, de hecho, parece que la única cualificación que tiene es que fue a la universidad con el CEO, pero eso sí, le pone muchas ganas.

Muchas ganas.

Tu trabajo es enseñarle lo más básico sobre finanzas, impedir que tome decisiones estúpidas y asegurarte de que no se deje en evidencia en público.

Deberás asegurarte de que no moleste al personal y que contrate a personas que sí necesita y no al revés.

También deberás ponerte a su nivel de entusiasmo cuando te proponga su última idea innovadora. Todo esto mientras le intentas convencer de que no va a salir bien y que le va a costar un buen pico a la empresa.

Al final tendrás que escribir tu propio feedback anual y después sonreír cuando te pregunte por qué deberías tener un aumento de sueldo.

Pero bueno, al menos te trajo un llavero de cuando fue a París.

¿Cómo utilizar Rydoo Insights para tomar mejores decisiones?

No sería entretenido sin problemas de por medio

Vale, quizás estamos exagerando con alguna situación, pero lo cierto es que si todo fuera predecible, la vida sería muy aburrida.

Es el reto del día a día lo que hace que ser controller financiero sea muy entretenido, y sin duda, una posición muy atractiva para muchos contables.

Si te has visto en alguna de estas situaciones, recuerda que no eres la única persona, y que una vez que todo pase podrás contarle las batallitas a tus amigos.

Originally published

Suscríbete a nuestra newsletter

Más de 1 millón de profesionales en 60 países utilizan Rydoo